Xbox: aprende ampliar el espacio de almacenamiento de tu consola

Si estas a punto de llenar el espacio de tu Xbox One o 360, aprende a usar un disco externo en tu consola y diferenciar los distintos tipos de estos.

Como saben, este Blog está enfocado principalmente a Xbox One y PC Gaming, lo que hace que muchos de los temas vayan inclinados hacia estas plataformas de juego y se pueda explotar varios puntos interesantes.

Pues bien, por medio de Facebook un seguidor llamado Felipe, me pregunto acerca de cómo podría expandir el espacio de su consola XOne, por lo que he decidido hacer un artículo hablando del cómo se puede, que opciones hay para esto y que tan funcional es.

Expandir el espacio de almacenamiento de tu Xbox

almacenamiento 001

Con el pasar de los años, los videojuegos y los productos digitales no solo han mejorado su calidad, sino también su funcionalidad, detalle y tamaño de espacio, haciendo que los discos duros convencionales se llenen más rápido y se tenga que tomar la dolorosa decisión de borrar algo, para tener guardar lo nuevo.

Las consolas de última generación han sido víctimas de eso, haciendo que sean muy pocos los títulos que se pueden tener instalados, antes de ocupar completamente las 500 GB, aunque en algunas viene 1 TB.

Queriendo dar una solución a este problema, Microsoft ingenio un sistema para sus máquinas de Xbox (360 y One), que permite al usuario expandir el espacio del almacenamiento por medio de un disco externo.

Requerimientos:

Xbox 360: Dispositivo de almacenamiento de mínimo 4GB con puerto USB.

Xbox One: Dispositivo de almacenamiento de mínimo 256 GB con puerto USB 3.0.

La X360 tiene compatibilidad máxima para un disco de 2TB, mientras que la XOne tiene para 8 TB hasta el momento.

Paso a seguir:

almacenamiento 002

En Xbox 360:

  • Conecta el sistema de almacenamiento a tu dispositivo por cualquiera de los puertos USB.
  • Al detectarlo, oprime el botón guía del mando y ve a configuración, configuración del sistema.
  • Selecciona Almacenamiento (o memoria).
  • Selecciona el dispositivo al que le deseas dar formato y presiona Y en el control para que se convierta en el aceptado por la consola.
  • Si el dispositivo tiene información, este pedirá un nuevo formato a FAT 32 y eliminará todo lo que estuviera allí. Si la herramienta es nueva, no se tendrá ningún problema.
  • Y listo, no será más, ya puedes disfrutar de tu nuevo espacio.

NOTA: En algunos casos, el sistema pedirá una verificación de la consola, por lo que se tendrá que poner el número de serie de la máquina, por lo que lo debes tener a la mano al momento de instalar el nuevo sistema de almacenamiento.

En Xbox One

  • Conecta el sistema de almacenamiento a tu dispositivo por cualquiera de los puertos USB.
  • Al detectarlo y comprobar que tiene 256 GB o más de espacio, el sistema te preguntará que si lo quieres usar como espacio de almacenamiento y si le quieres dar formato compatible con el de la consola.
  • Y listo, ya tienes tu nuevo sistema de almacenamiento.

NOTAS:

  • Máximo puedes tener 2 discos externos conectados al mismo tiempo.
  • Si se presenta algún problema con el disco o con el formateo de la herramienta, ve a la parte de configuración -> toda la configuración -> sistema -> almacenamiento -> selecciona el dispositivo y luego dale formato para juegos y aplicaciones.

Que tipos de almacenamientos tenemos disponibles

almacenamiento 003

Cada consola tiene ciertas ventajas sobre la otra al momento de tocar este punto, así que las opciones externas de almacenamiento que se pueden agregar en Xbox 360 y One son diferentes:

En Xbox 360: Memoria USB superior a 4GB, Disco duro, DD externo y SSD.

En Xbox One: Disco duro con puerto 3.0, DD Externo, SSD y SHD.

Para los que no lo saben, los discos duros tradicionales y la mayoría de los externos son mecánicos, que guardan la información en diferentes platos magnéticos en su estructura, mientras que los discos de estado sólido (Solid State Drive aka SSD), utilizan segmentos de memoria al estilo del Pendrive. Por último, están los discos SHD, que son los hibrido, que mezclan ambos sistemas.

Los precios de los discos varían dependiendo su estructura (mecánico, SSD, SHD) y su espacio de almacenamiento, ofreciéndole a cada usuario un producto que se acomode a su necesidad y su presupuesto. El disco duro externo tradicional se puede conseguir de 1 TB por $180.000, el SSD de 240 GB por $340.000 y el SHD de 500 GB $250.00= aproximadamente.

Recomendaciones finales

almacenamiento 004

Aunque existen discos duros oficiales y homologados para Xbox, como los Seagate, todas las compañías ofrecen grandes opciones en el mercado para la necesidad de cada jugador, por lo que cada uno puede encontrar el mejor articulo a su parecer.

Yo actualmente manejo en mi Xbox One, un disco duro externo ADATA de 1 TB, que funciona a 5400 RPM, la misma velocidad que tiene el disco duro de mi consola edición FAT de 500 GB y pienso ampliar el espacio general, con un SSD de 480 GB.

Las unidades de estado sólido a nivel de Xbox One, funcionan mejor para títulos que tienen un alto nivel de tiempo de carga, como GTAV, The Witcher, Batllefield 1 o Gears of War 4, por lo que para los amantes de estos videojuegos, los SSD serian una gran opción; mientras que si lo quieres más para almacenar juegos y tener más variedad, puedes optar por un disco duro tradicional.

Gracias Felipe por compartir tus dudas y espero que este articulo te haya aclarado los interrogantes que tenías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s